Noticias

UC y Ministerio de Desarrollo Social dan inicio oficial a nueva encuesta Casen

Debido a la pandemia es que el Centro de Encuestas y Estudios Longitudinales, unidad de la universidad a cargo de la encuesta, tuvo que modificar el procedimiento para realizar la medición. La nueva versión se realizará de manera mixta: presencial y vía telefónica.

Se trata de una de las encuestas más importantes en Chile. No solo por ser una de las de mayor escala en el país, sino también por ser una fuente de información clave para la evaluación y diseño de políticas públicas a nivel nacional. Pero esta vez, la Encuesta de Caracterización Socioeconómica Nacional (CASEN) debió adaptarse al coronavirus.

En el Palacio de La Moneda, y acompañados por una estructura que imita el frontis de una casa, la ministra de Desarrollo Social y Familia, Karla Rubilar, la subsecretaria de Evaluación Social, Alejandra Candia y el decano de la facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Católica, Eduardo Valenzuela, dieron a conocer cómo se llevará a cabo el proceso Casen 2020, considerando la pandemia que afecta al país.

“Levantar la encuesta Casen en medio de la pandemia es un desafío formidable, probablemente será la más compleja de levantar de la historia”, explica David Bravo, director del Centro de Encuestas y Estudios Longitudinales UC, unidad a cargo de realizar la medición.

Según explica Bravo, debido a la imposibilidad de realizar la encuesta de manera presencial, este año se debió explorar una medición mixta. “El sistema está basado en las experiencias exitosas que permiten tener una encuesta desarrollada telefónicamente, pero con la rigurosidad de una encuesta presencial, básicamente porque se respeta el diseño muestral, que incluye una selección de viviendas que en este caso realiza el Instituto Nacional de Estadísticas (INE)”, dice.

Para asegurar la calidad técnica de la encuesta se implementará, en primer lugar, una etapa de precontacto, en la que los encuestadores y encuestadoras UC visitarán presencialmente cada una de las viviendas. En esta fase, que sigue protocolos aprobados por el Ministerio de Salud, se conseguirán los números telefónicos que permitan luego realizar la encuesta. Este trabajo comenzará hoy, 21 de septiembre, y se extenderá hasta fines de diciembre e involucra a cerca de 300 encuestadores y encuestadoras, además de otras 150 personas de apoyo, en todo el país.

En ese sentido, la ministra Karla Rubilar, explicó que esta primera fase parte con un pre contacto, “que va a durar 5 minutos en promedio, la idea es que la persona que hace la encuesta pueda rellenar con la persona del hogar los datos necesarios para contactarla por teléfono en una segunda fase. Ese teléfono que nos han entregado es vital para poder hacer el contacto de lo que es realmente la encuesta Casen en Pandemia, ese llamado telefónico va a durar 30 minutos aproximadamente, porque es un cuestionario abreviada, y ese llamado va a ser indispensable que lo conteste la ciudadanía, porque hoy necesitamos más que nunca identificar las poblaciones y los territorios que están con más carencias y más vulnerabilidades”.

Adicionalmente, habrá otras 300 encuestadoras y encuestadores que implementarán la encuesta Casen en la modalidad telefónica sobre las viviendas seleccionadas y a partir de los teléfonos recogidos previamente, proceso que se realizará, como es habitual, en el periodo comprendido entre el 31 de octubre y el 31 de enero próximos.

El periodo de precontacto se extenderá por más de 3 meses porque se volverá a todas las viviendas en las que no se hubiera encontrado residentes. Este trabajo es crucial para poder asegurar que la muestra que se encueste por teléfono no esté sesgada.

“En los casos en que no haya teléfono en el hogar, fijo o celular, dependiendo de las condiciones sanitarias del momento, y esperando que lo permitan, enviaríamos encuestadores para aplicarla de manera presencial en el mes de enero de 2021”, añade Bravo.

Las dificultades de la Casen

Esta es la segunda vez que la UC se adjudica la realización de la encuesta (la primera fue año 2017). Debido al éxito de la primera versión es que en 2019 nuevamente se le encargó este desafío al Centro de Encuestas y Estudios Longitudinales UC.

“Nuestro centro ha dado seguridades acerca de la calidad de su equipo técnico, el conocimiento experto que posee de los contenidos de la encuesta y su desempeño sobresaliente en operaciones de levantamiento de datos en gran escala”, explica el decano de la Facultad de Ciencias Sociales, Eduardo Valenzuela.

Sin embargo, esta versión ha debido modificarse dos veces. Y es que ad portas del inicio de su levantamiento, la encuesta debió ser postergada para este año debido a la situación del país en el marco del estallido social. Luego, la pandemia cambiaría nuevamente el panorama.

“El Centro de Encuestas y Estudios Longitudinales ha estado implementando una importante encuesta que ha permitido aportar con datos en tiempo real. Y ahora, nos sentimos también privilegiados en poder contribuir con la experiencia de la UC para que el país pueda contar con los datos tan importantes sobre pobreza y distribución del ingreso”, señala Bravo.

Volver